Una guía para regalar gastronomía

La primera guía lanzada en BarcelonaPasaporte Gourmet es una guía gastronómica exclusiva que incluye una selección de 50 restaurantes de una ciudad para que los comensales puedan descubrir nuevos locales a un precio más económico. “El Pasaporte no es solo un descuento para poder disfrutar de un restaurante a mitad de precio, es una oportunidad para regalar gastronomía”. Esta es la presentación que hace del nuevo proyecto uno de sus socios e impulsores, Juan Tudela. La iniciativa nació el pasado mayo cuando se lanzó la guía en Barcelona. “Es un concepto que ya existe en otras ciudades europeas como Ginebra, Londres y París. Está orientado a un perfil de gente gourmet y lo hemos lanzado en Barcelona como regalo gastronómico para Navidad”.

La guía es un producto editorial del cual se ha hecho una edición limitada de 2.500 ejemplares en Barcelona y que se ha vendido en tiendas y librerías. “Es un nuevo formato de guía gastronómica física que en España no existía. Hasta ahora había plataformas de gestión de reservas sobre todo online o guías genéricas de información gastronómicas pero el Pasaporte Gourmet es un nuevo concepto”, sostiene Tudela. “El negocio está en vender el libro ya que a los restaurantes seleccionados no les cobramos nada”, expone. Cada guía tiene un precio de 50 euros y validez durante un año desde el momento en el que se efectúa la compra.  Cada ejemplar es personal e intransferible pero una persona puede adquirir más de un ejemplar para poder regalarlo.

Explorar la gastronomía

Flyer promocional de la publicaciónLa principal revolución de la guía, además de presentarse como regalo, es que va dirigida a auténticos exploradores gastronómicos, personas interesadas por la cocina y abiertos a descubrir nuevos locales de su ciudad: “Implica un concepto viajero. Significa estar dispuesto a desplazarse para descubrir nuevos sitios”, insiste Tudela. El público es variado pero tiene como denominador común el interés por la experiencia gastronómica. “Las pasadas Navidades muchos blogueros compraron el Pasaporte porque les permite descubrir estos 50 restaurantes a un precio más económico, pero la realidad es que 9 de cada 10 guías las han adquirido clientes para regalar a sus parejas con quien comparten la pasión por lo gourmet”, expone. Más que la rebaja en el precio, se regala la experiencia de la comida: “El perfil al que nos dirigimos no es gente que busca solo el descuento sino que lo que le interesa es descubrir nuevos restaurantes. El que busca solo la rebaja en el precio se va a hacia plataformas de compra o de reserva. Además, nuestra oferta no está acotada ni a un menú determinado, ni a una fecha”.

La guía, además de proporcionar información detallada de los 50 restaurantes elegidos, también incluye un apartado de agenda gastronómica que cada uno puede personalizar a su gusto y en función del recorrido gastronómico que emprenda.  Esta agenda dispone de espacios para que el comensal pueda escribir las valoraciones, los comentarios y las opiniones que le ha sugerido la visita. “En esta parte de la guía se pueden ir anotando las vivencias de cada restaurantes que al final quedaran como memoria o recuerdo personal íntimo de cada uno”, enfatiza uno de los socios del proyecto.

La cocina como ocio

Pasaporte Gourmet es un producto editorialEl Pasaporte Gourmet encaja de maravilla en un contexto donde el interés por la literatura gastronómica está creciendo en España, pese a la evolución negativa de la industria editorial en general. “Los datos obtenidos en 2013 muestran como dentro del sector editorial la división de libros de gastronomía está aumentando mucho más que otras especialidades como pueden ser la literatura o la música”, sostiene Tudela. “Estas Navidades hemos estado vendiendo guías en las librerías y nos hemos dado cuenta de que en la sección de gastronomía está ganando terreno. Hay una gran cantidad de gadgets  relacionados con la cocina que hasta ahora no existían, como libros sobre el mundo de los cupcakes o de recetas específicas de un producto determinado”, expone Tudela. “Está claro que la restauración está en alza dentro del mundo editorial”, defiende.

En los últimos años los españoles han empezado a dedicar más tiempo de su ocio al arte culinario. Además de comprar y leer más libros relacionados con el mundo de la cocina y consumir más programas de televisión donde los chefs son presentados como auténticos héroes, regalar gastronomía se está posicionando como una nueva experiencia de ocio de la misma forma una que se regalan unas entradas para un concierto o una obra de teatro. “Regalar gastronomía está absolutamente de moda. Hoy dentro del negocio del ocio la división gastronómica está en alza. Quizás una razón es que salir a cenar es más fácil y económico que ir a esquiar a Vaqueira o jugar al golf”, justifica uno de los impulsores de Pasaporte Gourmet.

Restaurantes por descubrir

La guía incluye información detallada de cada restauranteLos 50 restaurantes de cada ciudad que forman parte de esta nueva guía han sido seleccionados minuciosamente por el equipo de Pasaporte Gourmet. Un top elaborado en función de la calidad de la comida y el servicio de cada local pero también de su capacidad de atraer la curiosidad del comensal. “No me gusta hablar de los mejores, el criterio de selección ha sido que nos gusten y que tengan aquel punto que invite a ser descubiertos. Buscamos aquel local que ya lleva tiempo, como el Pla de la Garsa pero que se deja redescubrir; u otros que son más nuevos como el Doble Zer00 o el conjunto de restaurantes ubicados en el pasaje Luis Pellicer”, afirma Tudela.

La lista de locales de Pasaporte Gourmet Barcelona se ha divido en función del tipo de cocina que ofrecen: mediterránea-fusión, autor, belga-fusión, clásica, creativa-autor, creativa-mediterránea, india, italiana, italiana-creativa, japonesa, mediterránea, mediterránea-burger, mediterránea-catalana, mediterránea-mercado, mediterránea-rusa, mejicana, mercado y uruguaya. Además, en paralelo, en el caso de Barcelona se ha lanzado una edición especial llamada Pasaporte Time Out, donde el contenido no son los restaurantes en si sino la oportunidad de degustar 30 especialidades gastronómicas de Barcelona: “Ir a probar los mejores platos de paella, sushi o tortilla de patatas…”, comenta Tudela.

La guía se presenta como regalo gastronómico“A nivel culinario, la gente busca mucho toda la oferta exótica, como los japoneses o los indios, pero también hay un tipo de público que prefiere la cocina de proximidad y se decanta por opciones más tradicionales. También tienen salida opciones de cocina muy concreta y sorprendente, como el Espai Sucre, un restaurante especializado en postres”, asegura. Además, no es solo el tipo de comida es lo que hace decantar al comensal a la hora de elegir entre una selección de 50 locales, también el ambiente juega un rol determinante. “La decoración del espacio y el contexto priman mucho, porque al fin y al cabo ir a un restaurante forma parte es un momento de ocio”. Y como no, el precio también acaba siendo un factor determinante, pese a que no es el primordial para el público del Pasaporte Gourmet.

Uno de estos restaurantes de Barcelona que recibió más reservas a través del Pasaporte Gourmet las últimas celebraciones navideñas fue El Taronget -especializado en cocina mediterránea-, junto con El Clandestino y el Doble Zer00. Para locales como este, aparecer en esta guía gastronómica es una importante plataforma para darse a conocer: “Primero, es una oportunidad de promoción; segundo, implica la pertenencia a un grupo de restaurantes que han sido seleccionados por su calidad y sus características; y tercero, nos ayuda a sostenernos aunque no nos sea rentable”, asegura Alexis, del equipo del restaurante. De hecho, la única condición para los restaurantes que aparecen en la guía es ofrecer el servicio a mitad de precio, ya que no se les cobra ninguna comisión ni cuota para participar en el proyecto. Si bien a nivel económico la operación no sale muy rentable a los locales sí que les revierte a nivel publicitario: “Este tipo de promociones compensan porque ayudan a generar más trabajo. Nos ayudan a estar siempre abiertos y a tener las mesas llenas”, dice.

Gourmets viajeros

A nivel promocional, para los restaurantes, aparecer en Pasaporte Gourmet es una buena oportunidad para dar directamente con su target.  “Hemos hecho una edición limitada de 2.500 ejemplares porque queremos filtrar a los clientes, que estén realmente interesados por descubrir gastronomía. Queremos que el restaurante pueda hacer una oferta a un cliente que tiene un perfil adecuado para su negocio. Un cliente de calidad, que si pide una paella elegirá también un vino adecuado para la ocasión” afirma Tudela. Los comensales no pueden repetir dos veces en el mismo local ya que cada vez que en cada visita el establecimiento les pone un sello en la guía para asegurar que no puedan repetir. “Este nos permite garantizar al restaurante que siempre vaya gente nueva porque cada guía te permite visitar un restaurante una sola vez”, defiende uno de los impulsores de Pasaporte Gourmet.

PortadaLos compradores de la guía son exploradores gastronómicos, gente gourmet con curiosidad para moverse y probar cosas nuevas. “El público asocia el Pasaporte a un viaje. Viene a vivir la experiencia de El Taronget. Y a nivel económico no está mirando la cuenta porque está dispuesto a pagar el precio real, aunque con el Pasaporte vienen a probar. En general, es gente bastante interesante, con nivel intelectual y con inquietudes culturales”, afirma Alexis.  Además, para muchos suele ser una oportunidad para poder comer en restaurantes con gran nivel gastronómico a un precio más moderado.

Los impulsores de Pasaporte Gourmet tienen muy claro qué diferencia esta publicación de las webs de reservas de restaurantes o los grupos de compra, donde la principal motivación del cliente es acceder a la mejor oferta a nivel económico. “Nosotros no tenemos un producto de autoconsumo, nuestro producto está planteado básicamente como un regalo. Tampoco somos un portal de reservas porque solo trabajamos con 50 restaurantes en cada guía. Además, la oferta no está sujeta a un menú y tampoco hay restricción a la hora de utilizarla en una hora y una fecha determinadas”, expone Tudela.

Cada restaurante presenta a los clientes una propuesta gastronómica exclusiva, adaptada al cliente de Pasaporte, que hace un recorrido por los platos de la carta y define la esencia de su cocina. “Al dirigirnos a un público gourmet, no se entiende que se ofrezca un menú cerrado sino que los comensales van a descubrir un restaurante. Por lo tanto, los establecimientos suelen ofrecer un entrante, un plato principal y un postre en formato de menú gastronómico“, sostiene el responsable de la guía. “Nosotros ofrecemos un menú degustación formado por 8 platos, con postre y copa de cava incluidos. Les damos a probar todo lo que tenemos en el restaurante en cantidades pequeñas para que se puedan hacer una idea de lo que hacemos”, expone el responsable de El Taronget. En cambio, en el caso del Espai Sucre la oferta no varía: “Ofrecemos lo que damos normalmente a degustar,  aplicando un descuento”.

Reservas y opiniones

Las reservas se realizan en el portalTodas las reservas a los restaurantes se vehiculan a través del equipo de Pasaporte Gourmet y se pueden realizar mediante dos vías: a través de un teléfono o bien de un correo electrónico. De esta forma, los restaurantes que no tienen que preocuparse de recibir ni atender las reservas; y por su parte, los clientes pueden disfrutar de un servicio de atención al cliente personalizado durante todo el día. “Los restaurantes siempre suelen tener horarios especiales, y en cambio nuestro equipo puede atender las reservas de los clientes a cualquier hora. Además, ofrecemos un plus de asesoramiento telefónico a la hora de reservar el restaurante. Siempre intentamos aconsejar al cliente a nivel gastronómico, en función de con quién va a cenar y cuando. Muchas veces el cliente está un poco perdido entre la amplia oferta de locales y agradece que le podamos ofrecer nuestro consejo experto en función de lo que busca”, subraya Tudela.

La gestión de las reservas y el servicio de atención personalizada también sirven al equipo de Pasaporte Gourmet para conocer la valoración de los comensales después de la comida o la cena. De hecho, serán estas opiniones del consumidor las que determinarán el contenido de la próxima edición de la guía. “Al final del proceso les preguntamos a los clientes su opinión y les pedimos sus comentarios. Esto nos servirá de cara al futuro porque en definitiva serán sus valoraciones las que determinarán qué restaurantes van a continuar y los que se van a quedar fuera en la próxima publicación”.

Planes de futuro

La segunda edición de la guía será de MadridLa primera parada de Pasaporte Gourmet en España ha sido Barcelona. La guía se presentó en mayo y las cifras de ventas logradas las últimas Navidades han sido muy positivas. “Se han vendido prácticamente todas las guías, solo han quedado 200 ejemplares en las tiendas. Además, se han gestionado unas 1.000 reservas”, avanza Tudela. El siguiente paso será Madrid, donde la guía ya ha sido presentada con la intención que “sea el regalo estrella para las Navidades de 2014”. “En Barcelona, la gente lo ha visto como un producto divertido, original y útil a nivel gastronómico, y además, supone un importante ahorro económico”, comenta su responsable.

El éxito del Pasaporte en Barcelona todavía está lejos del fenómeno social que ha generado en otras ciudades europeas como Lisboa, Berlín o Ginebra, donde la gente hace colas físicas de varias horas en la calle para conseguir un ejemplar de su ciudad como si se tratara de obtener entradas para un grupo musical de primer nivel. De momento, en España, además de los lanzamientos en Barcelona y Madrid, los planes de futuro pasan por expandirse a otras ciudades como Bilbao, Valencia y Sevilla y por ampliar la guía a nuevos contenidos dentro del mundo gastronómico: “Una de las ideas en las cuales estamos trabajando es una guía para descubrir los mejores gintonics, un nuevo pasaporte que esperemos que sea una realidad en 2014”. Un original regalo para descubrir la mejor comida y bebida de las ciudades españolas.

Mireia González

Dejar un Comentario